September 8, 2017
Andrea Sánchez-Montañés
Comparte este post

Leonardo Da Vinci, un maker del Renacimiento

“He estado impresionado con la urgencia del hacer. Saber no es suficiente; debemos aplicar. Estar dispuesto no es suficiente; debemos hacer.”

LEONARDO DA VINCI

¿Quién no ha sentido alguna vez interés por conocer qué es lo que esconden los ojos de la Mona Lisa? ¿Saber qué se oculta detrás de cada detalle de La última cena? ¿O quién no ha sentido nunca el deseo de volar como los pájaros? ¿Descubrir los secretos que hay en La Virgen de las Rocas o La Anunciación? ¿O saber el significado de El Hombre de Vitruvio?

La Gioconda y La Última Cena
‍Dos obras célebres de Leonardo Da Vinci: La Gioconda y La última cena.

Algo parecido ocurre con inventos como la bicicleta o la calculadora; elementos que están integrados en nuestra vida. Como pasa también con el automóvil o el helicóptero.

 

Son ejemplos de obras e inventos de uno de los grandes makers de la historia: Leonardo Da Vinci (Vinci, 15 de abril de 1452​ - Amboise, 2 de mayo de 1519). Un hombre del Renacimiento con una curiosidad insaciable y una imaginación infinita que superaba todos los límites imaginables. El paradigma del homo universalis, de espíritu universal y que trabajó todos los ámbitos del conocimiento humano, desde la aerodinámica y la hidráulica hasta la anatomía y la pintura pasando también por la botánica, la escultura y la arquitectura, entre muchos otros.

Leonardo Da Vinci
Retrato de Leonardo Da Vinci

La vida de este maker pionero fue tan apasionante como la genialidad de sus inventos. Hijo ilegítimo de un abogado florentino y de una modesta campesina, se formó como artista en Florencia, en el taller de Andrea del Verrocchio. Sin embargo, gran parte de su carrera se llevó a cabo en otras ciudades italianas entre las que destacan Milán, donde estuvo entre el 1489 y el 1499 y Roma, donde trabajó para Julio de Médicis.

Un gran maker

Leonardo Da Vinci destacó en la ingeniería, ya que fue un precursor de alguno de los inventos más importantes de la actualidad. Por ejemplo, la estructura del tornillo aéreo, con carcasa abierta, asientos y mandos para el piloto, es el primer antecedente del helicóptero.

El tornillo áreo y el vehículo autopropulsado
El tornillo áreo y el vehículo autropulsado de Da Vinci

Igual ocurre con el vehículo autopropulsado, un coche de madera que se accionaba por la interacción de muelles con ruedas dentadas. En su momento, fue uno de los diseños más adelantados a su tiempo y precursor del actual automóvil. También creó una bicicleta y una máquina calculadora que mantenía una relación de 10:1 en cada una de las ruedas registradoras. Inventos que demuestran una mentalidad maker y creadora.

Calculadora y bicileta de Leonardo Da Vinci
La calculadora y la bicicleta de Leonardo Da Vinci

Leonardo, al mismo tiempo, durante el desarrollo de su obra, hizo observaciones del vuelo de los pájaros, ya que tenía la idea de que el hombre también podría volar si se llegaban a conocer las leyes de la resistencia del aire. Tal obsesión le llevó a redactar el Códice sobre el vuelo de los pájaros.

Helicóptero y planeadora
Dos de los inventos de Leonardo Da Vinci que muestran su interés por hacer volar al ser humano: el helicóptero y la planeadora

También construyó aparatos de navegación como por ejemplo, un submarino, una campana de buceo y un salvavidas; obras de ingeniería civil como canalizaciones de agua o casas prefabricadas; herramientas y maquinaria de tipo industrial como una hiladora, una laminadora, una draga o una cortadora de tornillos y también fortificaciones y otros tipos.

El paracaídas
El baldaquino de Leonardo Da Vinci, un tipo de paracaídas

No obstante, su curiosidad infinita provocó que muchos de los proyectos que empezó quedaran inacabados en cuanto nuevas obras llamaban su interés. De hecho, él mismo dijo: "Los hombres geniales empiezan grandes obras, los hombres trabajadores las terminan".

La implicación en las artes plásticas  

La obra pictórica de Leonardo Da Vinci ha sido la que más ha destacado de las tres artes plásticas. Asimismo, es la que le ha permitido sobresalir como un personaje cumbre en la historia del arte. Entre sus obras pictóricas sobresalen La Anunciación, La Virgen de las Rocas, La Última Cena o la célebre Mona Lisa, también conocida como la Gioconda.

La Anunciación y La Virgen de las Rocas
La Anunciación y La Virgen de las Rocas

Sus obras tienen el denominador común de la perfección y el misterio. Además, trabajó con la técnica del sfumato, que consiste en dejar unos contornos imprecisoscon el fin de dar una impresión de profundidad. Leonardo Da Vinci la describía como una técnica “sin líneas o bordes, en forma de humo o más allá del plano de enfoque”.

El lado oscuro del creador

Sin embargo, no todo en la biografía de Leonardo Da Vinci fue resaltable. El inventor también tuvo una parte oscura de su carrera, ya que estuvo trabajando como ingeniero militar.

El tanque y la catapulta
El tanque y la catapulta

Entre los inventos de guerra destacan el vehículo blindado, equipado con una gran cantidad de armas y diseñado para intimidar al enemigo; el barco de guerra, equipado con una amenazante y enorme guadaña que se operaba con un mecanismo basado en engranajes para elevarla y bajarla; el arco sencillo, la catapulta y las municiones explosivas.

La ballesta y las municiones explosivas de Leonardo Da Vinci
La ballesta y las municiones explosivas, dos de las invenciones de Leonardo Da Vinci como ingeniero militar.

Otras repercusiones

Leonardo Da Vinci estuvo interesado en todas las ramas del saber y el conocimiento. Así, se lo permitía su imaginación. Dejó apuntes, escritos, por cierto, de derecha a izquierda y con cantidades de dibujos, sobre la música y la literatura, la astronomía, la anatomía humana (conocido es el Hombre de Vitruvio donde hace un estudio de las proporciones ideales del cuerpo humano) , la geología y la zoología, entre otros.

Una biografía apasionante de un gigante del renacimiento con una gran corriente de innovación e imaginación y que ya consideraba que no debía existir ninguna  separación entre el arte y la ciencia.

Hombre de Vitruvio
Dibujo de Leonardo Da Vinci del Hombre de Vitruvio

FABLAB Sant Cugat es un centro de fabricación digital y de intercambio abierto al público de 8 a ∞ años. En el FabLab cualquier persona puede aprender a fabricar un objeto físico (conectado o no) mediante un software de diseño y el uso de máquinas de impressión 3D, corte láser, cnc, laboratorio de electrónica. En el centro de Sant Cugat ofrecemos cursos y talleres de tecnologia para debutantes y para expertos.